Días de celebraciones y rezos, de rendir culto y tributo. De hacer ofrendas y altares dedicados a la protagonista de éstos días, a la Señora, a la dueña de los rezos de los devotos asistentes. Se trata de la Niña Blanca, también conocida como la Santa Muerte. Son 3 días de celebrar, de rendir culto, de mandas y ofrendas, de montar los altares y de vestir a la Santa… Aquí puedes seguir leyendo la crónica.