En una época en la cual el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para Trabajadores del Estado (ISSSTE) y el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) florecían, se llegó a entender que dentro de la seguridad social se encontraba el derecho a la cultura, a los espacios públicos y los centros deportivos, entre otros, pero eventualmente el burocratismo y la corrupción, cual hiedra venenosa, asfixiaron los esfuerzos que en un par de años se habían realizado.

TeatroMazatl__n

Los teatros pertenecientes al IMSS forman la red de recintos teatrales más grande de México con 38 foros cerrados y 36 al aire libre que se construyeron entre 1958 y 1960; lamentablemente, la mayoría pasaron a ser sede de actos sindicales y partidistas, y actualmente se encuentran en abandono o en condición crítica.

Sin embargo, hace a penas unas semanas el instituto anunció un proyecto de rescate que incluye invertir 550 millones de pesos en estos espacios para reactivarlos y aumentar al 60% la ocupación de los teatros. Suena esperanzador… ¿Será que las instituciones de seguridad social ven nuevamente la recreación y la cultura como parte de los servicios que deben ofrecer? Pareciera una respuesta a las demandas hechas por múltiples actores del sector cultural…

Teatro-IMSS

Tal vez, con esto se intenta revertir ese terrible proceso en el cual la burocracia se fue comiendo el sistema cultural –como alguna vez lo mencionó el creador escénico Ignacio Retes, ese momento en el cual “se gastaba más en las oficinas que en una puesta en escena–, pero no sólo se necesita recuperar estos espacios sino también ofrecerlos a los creadores de propuestas independientes, ya que la cartelera que actualmente ofrecen no refleja la riqueza y la diversidad de propuestas escénicas a nivel nacional.

Creemos que desde el sector cultural se debe pugnar no sólo por una recuperación de espacios, sino también por un aprovechamiento de los mismos; que este rescate no sólo se trate de aplaudir los esfuerzos por parte del IMSS sino también de buscar nuevas estrategias para la formación de públicos y diversificación de la oferta cultural.

Aprovechar esta oportunidad para fortalecer la escena teatral mexicana, tomando en cuenta las variables geográficas y sociales de la ubicación de cada uno de estos escenarios, es fundamental para retomar lo que alguna vez fue una sólida e imponente red, y para sobre ella construir un proyecto de cultura que busque algo más que sólo llenar butacas.

teatro-imss06