Moverse al ritmo de las ideas. Esa es una de la propuestas de la danza contemporánea, una disciplina artística que utiliza el escenario como laboratorio de experimentación.

A lo largo del mes de julio en el Foro del Centro Cultural Los Talleres se ha presentado De todo como en botica, un programa en el que se fusionan las artes plásticas, el teatro, el arte sonoro, la música y, claro, la danza; todo a cargo de cuatro compañías Caos Movimiento Escénico, La Fábrica Danza-Teatro y Otras Ocurrencias, El Ojo de las Moiras y PuntOcero.

La última de las funciones de esta temporada interdiscipliaria construida desde la danza contemporánea es DESIERTOS: Paisaje exterior, estado interior a cargo de Lía Domínguez, quien dirige las compañía PuntOcero. Esta propuesta consiste en 5 historias (El paisaje, La Televisión, El Bar, Espacio Exterior y La espina) unidas por un mismo concepto: el desierto.

_DSC0031 (2)

La danza en nuestro país y específicamente en la ciudad de México goza de una infinidad de propuestas, pero pareciera desarrollarse en la sombra. Las causas pueden ser muchas, como la escaza difusión y la falta de espacios para presentarse, pero es probable que una de estas recaiga sobre nosotros, el público. Preguntémonos, por ejemplo, ¿qué entendemos por danza? ¿qué es la danza contemporánea y qué la hace contemporánea? Acerquémonos a descubrirlo.

Por eso decidimos, con el pretexto de la presentación tanto de esta temporada como de la propuesta de PuntOcero, empezar a buscar respuestas y abrirnos las puertas a ese mundo. Esto fue lo que nos compartió Lía Domínguez:

PO: Como suele decirse, empecemos por el principio. Lo básico que, aunque nos suene lógico, es importante diferenciar de inicio: danza/baile ¿Cuál es la diferencia?

LD: Danza hace referencia a una disciplina, es decir a un conjunto de reglas, de un lenguaje, siguiendo un método para aprender una técnica, además como todo arte necesita una reflexión de algún tema, concepto o idea. Quiere decir algo, tiene un discurso. 

El baile tiene que ver con el gozo, con el placer y la fiesta, incluso con el rito. El baile no necesita ser practicado en clases, sino ser bailado, sentido y compartido, no es necesariamente para ser mostrado. Si bien hay un código que seguir no se necesita ser un bailarín o bailarina para hacerlo.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

PO: Ahora vámonos derechito al concepto ¿Cuál es la propuesta detrás de la danza contemporánea? ¿Cómo defines el término?

LD: Danza contemporánea se deriva de la danza moderna, y la danza moderna nace de romper las reglas de la danza clásica o el ballet, en donde es más importante el proceso de la composición sobre la técnica. El público de la danza clásica era la corte, y la danza contemporánea tiende a querer compartirse con cualquiera que se deje, incluso con un público incidental. 

Actualmente se usa el ballet como parte de la formación, pero no es necesario. Un bailarín contemporáneo, idealmente para mí, es alguien capacitado corporalmente para interpretar ideas, valores, conceptos y/o un papel con libertad interpretativa acotándose a la estructura, con disposición para improvisar y crear un repertorio de movimiento que nazca de un laboratorio, con memoria corporal, por supuesto. Me parece que repetir pasos ha llevado a la danza contemporánea mexicana a seguir a otros coreógrafos internacionales y no a seguir la búsqueda de un lenguaje mexicano contemporáneo (sin dejar de ver que pasa fuera de nuestras fronteras). 

Si parto del ahora, la danza contemporánea tiene una infinidad de técnicas para aprenderlo, pero sería el conocimiento del cuerpo y su movimiento (que surge del entendimiento de algo, de alma, pensamiento y creación) para interpretar o apoyar un discurso por medio de una coreografía. A la coreografía se le añaden otras artes o disciplinas, arte sonoro, visual, performance, teatro… o si se es muy tradicional mínimamente se acompaña de música, pero ese no es mi caso, la interdisciplina es un tema que me gusta practicar en mis puestas en escena.

Vuelvo a la coreografía, la cual es la estructura de la obra, tiene desplazamiento, ritmo, tiempo, pasos de danza, etcétera. La danza es un derroche de energía, ya sea contenido o expandido, que sucede en un tiempo determinado; es arte efímero porque tiene un tiempo y espacio que comienza y termina, y no tiene un producto u objeto como en el caso de las artes visuales.

DesiertosB(16)

PO: Y la propuesta, ¿cómo surge la idea de DESIERTOS?

LD: Por la contemplación del paisaje. El desierto para mi va unido a los cactus, a un clima extremo.

Recuerdo que cuando era niña pasamos por el desierto de Sonora, me impresionaba el horizonte, el calor, la arena, los cactus, ese sol deslumbrante, imposible de ver y un olor indescriptible para mí, impregnado de una sed insaciable.

Después conocí el desierto de San Luis Potosí junto con el peyote; obviamente la sensibilización de la planta provocó muchas cosas, no expreso ello en la obra porque el DESIERTO que quiero reflejar con Punt0cero es más bien una reflexión de la supervivencia en un clima extremo, tanto en lo exterior como en lo interior de lo exótico que provoca la adaptación de la flora y la fauna, que incluye también las múltiples metáforas de seres urbanos.

Me gusta ver el clima reflejado en la supervivencia de los cactus, por ejemplo las espinas o las raíces horizontales. 

En lo urbano, la pregunta que me hice es: ¿Cómo es el desierto urbano? ¿cómo es el desierto interior?… Observo y reconozco que lo urbano es la supervivencia en la muchedumbre, en medio de ello se está solo, con momentos agradables y terribles, a veces para defender el “yo de mí mismo”, como el estar en el metro, por ejemplo. Un desierto como clima tiene una gran y exótica variedad de organismos vivos, así el interior humano tiene estas características.

Por ultimo: Para mí la danza, con ello el cuerpo, hace sentir que se está vivo: es movimiento, vida, espacio, tiempo; por instantes conecta con energía primigenia y primordial, que va más allá de la técnica y que en su estado de sublimación libera.

DESIERTOS se presentará por tres únicas funciones: viernes 24 de julio a las 20:00, sábado 25 de julio a las 19:00 y domingo 26 de julio a las 18:00. Los Talleres se encuentra en Francisco Sosa 29, Col. Del Carmen, Coyoacán. Para más información aquí.