“A Loose-Fish is fair game for anybody who can soonest catch it.” Herman Melville, Moby Dick

Si la música se parece al mar, y lo habitamos todos, hay especies raras, que se ven poco y extraña vez son capturadas. Aquí surcamos las olas para hacerlos más evidentes.

peces-united-620x360

por Óscar Muciño
@opmucino

The United States of America sólo publicó un disco homónimo en 1968, con esta grabación que es un fiel testimonio de su época se han ganado un lugar en las historias del rock and roll. Suele clasificarse el disco como perteneciente al género psicodélico pero su contenido no se limita a este sonido, también está en los vértices de la música rock progresiva y la vanguardia musical de conversatorio, además de destilar parodia e ironía.

La agrupación tiene sus orígenes en la Universidad de Los Ángeles, y se conformaba por Joseph Byrd(electrónica, clave electrónica, órgano, calíope, piano y voz), Dorothy Moskowitz (vocalista), Gordon Marron (violín eléctrico, ring modulator, coros), Rand Forbes (bajo, voz) y Craig Woodson (baterías y percusión).

Byrd, uno de los principales creativos del grupo, a principios de la década estuvo cercano en New Yorka los artistas que formarían el grupo FluxusMoskowitz había pertenecido al uno de los grupos vocales de Art Garfunkel; ambos se conocen en esa ciudad y un poco después se trasladan a Los Ángeles, donde amparados en el ambiente universitario darán forma a la banda.

En sus primeras presentaciones los músicos de TUSOA sorprendían a la audiencia por llevar partituras a los eventos, a este gesto de música de conservatorio con el que se sentían más cómodos en escena, añadían largas sesiones de improvisación y el uso de instrumentos de avanzada como sintetizadores.

USA

Un año después, en 1968Columbia Records los firma para que publiquen su primer y único larga duración. En él utilizan herramientas de creación usadas por los movimientos de vanguardia de principios de siglo, como el collage, la parodia, uso de loops y repeticiones desconcertantes.

El disco abre con una canción de aire circense que da paso a un viaje de capas de sonido, ambientes espaciales, o de lo que se entendía en aquellos años como sonido futurista (recordemos que un año después el hombre llegará a la luna), guitarras eléctricas y vocalizaciones. Acompañadas de letras con una crítica social a el estilo de vida estadounidense.

El material no tuvo éxito comercial, pero sí marcó una pauta sonora que puede rastrearse hasta el día de hoy. Muchos factores se combinaron para que este disco haya quedado relegado: su carácter iconoclasta, la filiación comunista de Byrd, su filosa ironía, su sonido alejado de lo que sería la psicodelia más convencional, inclusive el nombre elegido para la agrupación, que dificulta su búsqueda en internet o que seguramente hizo creer a muchos que se trataba de una banda patriótica.

Dense un clavado en este material imprescindible, pionero del art rock y que fue pensado para oírse de principio a fin. Calen y saquen sus conclusiones.

Y si quedaron ganas de más en ustedes, Byrd en 1969 publicó otro disco ya con otra banda, The Field Hippies, que puede considerarse primo del álbum grabado con TUSOAprogr y que también puede escucharse completo.