“A Loose-Fish is fair game for anybody who can soonest catch it.” Herman Melville, Moby Dick

Si la música se parece al mar, y lo habitamos todos, hay especies raras, que se ven poco y extraña vez son capturadas. Aquí surcamos las olas para hacerlos más evidentes.

por Iván Cruz Osorio
@IvanCruzOsorio

Invocar el nombre de Charles Manson es entrar al macabro tema del fanatismo hippie de finales de los años 60 en Estados Unidos. Fanatismo de una vida comunal de amor libre, drogas, alcohol, nudismo, y en este caso, de racismo. Charles Manson (1934) durante los primeros años de su vida perteneció al llamado “White trash” o aquellos blancos estadounidenses en pobreza, con poca o nula educación, y dedicados al crimen como forma de vida. Estuvo en la cárcel al menos en tres ocasiones, antes de los asesinatos Tate-LaBianca, acusado de robo a mano armada, robo de vehículos, fraude y proxenetismo. En prisión aprendió a tocar la guitarra por instrucción del ladrón de bancos Alvin Karpis. Su personalidad obsesiva lo llevó a aprender a tocar blues y country, y empezó a componer sus propias canciones, casi al mismo tiempo que comenzó su estudio de religiones orientales, de la práctica de yoga y meditación.

Cuando es liberado de su tercer arresto, en 1967 , se dirigió a Berkeley, California, donde inició su grupo de devotos. Para el llamado verano de amor de ese mismo año se trasladó a San Francisco, donde el grupo creció y tomó el nombre de “La Familia Manson”. Manson en su apostolado hippie le había dado una línea clara a su clan: su racismo hacia los negros y su visión apocalíptica: la civilización exterminada en una guerra entre negros y blancos. La música seguía siendo una de sus obsesiones vitales y cuando conoce a Dennis Wilson, baterista de The Beach Boys, quien pronto por la oferta de orgías y drogas acepta a la familia en su casa de Malibú, le solicita que le ayude a grabar las canciones que había compuesto.

Manson-family

La leyenda cuenta que Dennis llevo a Manson al estudio de grabación de Brian Wilson. Manson sostiene que trabajaron en diversas canciones, dichas grabaciones continúan perdidas. Dennis también presentó a Manson con Terry Melcher, productor musical californiano, célebre por producir el single “Mr. Tambourine Man”, de The Byrds, que iniciaría el subgénero Folk-Rock. Terry Melcher escuchó el material de Manson y lo rechazó. Manson había escuchado el álbum blanco de The Beatles y había quedado fascinado con dos canciones “Piggies” y “Helter Skelter”. En palabras de Manson, ambas canciones advertían la batalla final entre negros y blancos, desde entonces “Helter Skelter” se convertiría en la frase clave de la familia para el apocalipsis. A partir del rechazo musical y su obsesión con las letras de las canciones del álbum blanco sobrevendrían los terroríficos asesinatos de Sharon Tate y tres de sus amigos, así como el de los esposos LaBianca al día siguiente.

La torpeza con que se cometieron los crímenes y la poca discreción de la familia precipitarían su pronta detención. En pleno juicio en 1970, Charles exigió al productor musical Philip Kaufman, a quien conoció en prisión, que pidiera a los miembros de la familia que seguían libres las grabaciones de las canciones que hizo entre 1967 y 1969, para publicarlas en un disco. Kaufman viendo un gran negocio en esto dada la alta publicidad del juicio, decide producir y sacar el disco con sus medios. Kaufman había trabajado como asistente para The Rolling Stones, y era muy conocido en el ambiente de la música californiana, posteriormente estaría en el ojo del huracán cuando robó el cuerpo de Gram Parsons, el célebre de músico de country, para cumplir su último deseo, el de ser cremado en el Parque Nacional Joshua Tree en California.

El disco Lie: The Love and Terror Cult de Charles Manson fue publicado el 6 de marzo de 1970. El horror de los crímenes de la familia provocó que el disco fuera discretamente vetado de las radiodifusoras y las tiendas, lo que constituyó un fracaso comercial para Kaufman.

El álbum está compuesto por 14 canciones que ofrecen a un Manson perturbadoramente lúdico y fresco, con letras en pro del amor libre, de uso de narcóticos y con fuertes guiños de violencia como “People Say I’m No Good”.

El caso más conocido y polémico de la utilización de una canción de Manson fue el que hizo Dennis Wilson, quien trabajo el tema “Cease to exist” y la convirtió en “Never Learn not to Love”. Dennis dejó casi integra la letra y se basó en la melodía para crear el clásico ensamble de voces de The Beach Boys, Manson advirtió esto y demandó a Wilson, quien se vio obligado a darle el crédito en la composición y pagarle una suma importante de dinero.


Lie: The Love and Terror Cult de Charles Manson es un disco provocador, rebelde, de alguien harto de los convencionalismos y los valores estadounidenses, de un ser afectado, sin duda, pero con vena artística indudable en sus melodías, basadas en el country y en el blues, y con letras muy inquisitivas que tocan el tema de la violencia de forma frontal y sin cortapisas. Lo que explica la influencia que tuvo en músicos como Marylin Manson y Rob Zombie. Charles Manson en la música, casi secretamente, creo una oscura y consistente vereda para la música popular.