“A Loose-Fish is fair game for anybody who can soonest catch it.” Herman Melville, Moby Dick

Si la música se parece al mar, y lo habitamos todos, hay especies raras, que se ven poco y extraña vez son capturadas. Aquí surcamos las olas para hacerlos más evidentes.

por Iván Cruz Osorio
@IvanCruzOsorio

“En los Beach Boys, Brian Wilson lo es todo”, así reza el dicho. Y así lo creyeron durante décadas tanto su público como los críticos musicales. Sin duda, el genio musical de Brian eclipsó cualquier otro esfuerzo creativo individual dentro de la banda, de tal forma las aportaciones de rolas contundentes de otros miembros eran vistas como complemento de la genialidad del hermano mayor de los Wilson. Con el tiempo se ha reconocido el valor musical de Carl Wilson, quien a partir de 1968, con el paulatino aislamiento de Brian tanto por su adicción a diversas drogas y la esquizofrenia mal diagnosticada, tomó las riendas de ese barco al garete que parecían los Beach Boys a principios de los años 70. Incluso se reconoce a Mike Love por su inalterable principio de mantener a la banda viva por sobre todas las cosas y no declinar, no desmembrarse.

El caso de Dennis Wilson, el hermano de en medio, es notabilísimo por donde se quiera ver. Dennis fue el único miembro de los Beach Boys que en realidad era un chico de la playa, que amaba nadar, surfear, navegar en yate y bucear. Mujeriego, el galán indudable de la banda y arquetipo de la masculinidad blanca de California, pero con el talento musical más debatible en los albores de la banda. A tal punto que fue reclutado como baterista a regañadientes por Brian, a expresa insistencia de su madre Audree Wilson, sin embargo difícilmente participaba en las grabaciones de estudio, en donde usualmente se usaba un músico de sesión para sustituirlo. Estos años no fueron echados a la basura por Dennis que asumió muy bien las críticas y aprendió a tocar la batería, la guitarra, el piano y comenzó a componer sus primeras canciones bajo el halo de Brian, a quien consideraba su mentor. Dennis había empezado a llenar esos vacíos musicales y a toda prisa busca sacarse de encima la etiqueta del niño bonito de la banda, del mujeriego.

dennis-wilson-02

En estos años (1968-1969) se da su acercamiento con la comuna de Charles Manson, quien llega a su hogar tras recoger a dos chicas del clan que pedían aventón, finalmente las lleva a su casa de Malibú y empiezan a vivir con él. Días después llega Manson con su séquito y se instalan. Dennis rentaba la casa de Malibú, lo que facilitó salir de ahí y encargarle a su mánager desalojarlos. Lo cierto es que Dennis estuvo feliz en el clan mientras se divertía con las chicas de Manson. Dennis se quejaría después de todo el dinero que le costó vivir con el clan y tras el asesinato de Sharon Tate por parte de Manson, se limitó a apuntar: “Soy el tipo más afortunado del mundo, porque salí de esto perdiendo apenas algo de dinero”. La experiencia también le dejó una canción: “Never Learn Not To Love”, la cual trabajó con el propio Manson, quien era un músico y compositor frustrado. Dennis reelaboró una canción de Manson titulada “Cease to Exist”, un blues. Dennis adaptó la canción a un tono más pop, que pasaría como una rola de amor hippie, sino fuera por el contexto en que se compuso y unas líneas de Manson: “Submission is a gift…/ Love and understanding is for one another”. Acá la versión de Dennis:


Este disco en su mayoría está compuesto por demos, aunque cabe apuntar que los hermanos Wilson trabajaron en la producción de algunas canciones de Manson, pero esas grabaciones se guardan celosamente por los herederos de Carl, Dennis y el propio Brian Wilson.

Dennis comienza a dar muestra de sus avances como compositor en el álbum Friends (1968), con rolas como “Little Bird” y “Be Still”, así como en el LP 20/20, donde aparece la mencionada “Never Learn Not To Love“. Para el álbum Sunflower de los Beach Boys de 1970, Dennis da una muestra contundente a los fans y críticos de sus años de preparación musical a la sombra de sus hermanos con quizá el único éxito del disco, se trata de la rola “Forever”. (Seguir leyendo…)