Sara se vendó, se puso una gorra y salió del baño camino a su perdición. Juan coció unos dólares a su pantalón, se calzó la botas y emprendió el trayecto rumbo al “sueño americano”. La Jaula de Oro es un infierno que colinda al norte con los Estados Unidos y al sur con Guatemala, patria de los protagonistas de este filme dirigido por Diego Quemada-Diez.

Un drama sutil que con tomas simples retrata la realidad a través de una ficción que a simple vista se asemeja más a un documental. Tras un casting en el que participaron alrededor de 300 indígenas tzotziles, tojolabales y tzezales, tres niños lograron revivir para el mundo el abuso y lo violencia cometida sobre quienes cruzan idealizando una vida más justa: los migrantes.

la-jaula-de-oro-890x342

La cinta, estrenada en 2013 y proyectada en salas comerciales, involucra al espectador en una problemática histórica abandonada por la desidia, plantando la cámara en el momento y en el lugar existente, desarrollando el guión montados sobre la misma “Bestia” que transporta a los actores de aquella realidad sobre su capota, descubiertos, desamparados, expuestos al crimen, viajando con la muerte.

Y la indiferencia dedicada a la pesadilla del migrante por parte de la sociedad mexicana es fácilmente comparable con aquella atención puesta a la producción cinematográfica nacional. Tras leer una columna de Carlos Bonfil al respecto, entre en la cuenta de que películas ovacionadas y multipremiadas por la crítica internacional como La Jaula de Oro, Heli, Club Sandwich y Los Insólitos Peces Gato, son completamente ignoradas y despreciadas por la mayoría del público mexicano, prefiriendo consumir cintas comerciales-superficiales, como por ejemplo: Nosotros los Nobles.

SONY DSC

Así, el migrante y el cine independiente mueren en el anonimato. Lo bueno es que esta cinta de Quemada-Diez estuvo disponible en las salas de los gigantes de la proyección, tal vez así poco a poco crezca la posibilidad de abrirle brecha al consumo de filmes con propuestas sociales y culturales, propositivas tanto a nivel conceptual como a nivel técnico.

La cinta cala con su sencillez y su dureza, sorprende con el desenlace y suspende a quien la mira en el sueño por encontrar una solución, en el deseo de que esa ficción en verdad lo fuera. La Jaula de Oro  se presentará en el Cine Tonalá el 19 de mayo de 2016 a las 18:00, también se puede ver en la plataforma del FilminLatino.

Jaula-Oro-1918942