“’Cause we are all made of stars”

– Richard Melville Hall

Porcelain. Mis memorias es la biografía de Richard Melville Hall, mejor conocido como Moby. La editorial Sexto Piso editó la biografía de este músico, misma que resulta amena y de lectura rápida.

1

El libro está dividido en cinco partes, y a su vez cada parte tiene breves capítulos donde el músico nos cuenta anécdotas de su vida personal y profesional, mismas que lo llevaron a ser la estrella que es. En sus palabras, en este libro, Moby es “sólo un ser humano perdido y aterrorizado que intenta comprender el extraño mundo en el que se encontraba”.

Porcelain inicia con la infancia de Richard (Moby), etapa que se toca de manera breve ya que lo que lo que interesa es dar a conocer el inicio de si vida y avanzar hasta su vida adulta. Sin embargo, no narra hechos consecutivos, y no hay un problema de continuidad; los hechos que el artista nos cuenta fueron seleccionados de tal forma que no se note el salto de tiempo entre uno y otro.

Dentro de las vivencias que Moby nos cuenta, llama la atención que cuando se enfrenta ante situaciones poco favorables para cualquier ser humano, él es feliz, a pesar de lo mal que van las cosas. Hay un momento en el libro donde nada va bien en su vida y lo reconoce como tal.

2

Además narra sus experiencias como músico. Habla de los momentos antes, durante y después de sus presentaciones, de cómo dejó de ser abstemio y de sus amores fugaces, amores que sólo fueron deseos, que nunca se materializaron. El artista también nos cuenta los momentos en los que se encontró con grandes de la música como David Bowie, Trent Reznor, Flea (Red Hot Chili Peppers), Patti Smith, Blur, Sonic Youth, The Flamming Lips.

Hay una anécdota divertida: un fan le pide a Moby que le firme un objeto que nadie se puede imaginar: una Biblia. A pesar de que tuvo experiencias sexuales casuales y que bebía en exceso, Moby era cristiano, lo que llevó a su pequeño fan a solicitarle un autógrafo en el libro sagrado.

El capítulo que más me gustó fue el último, el número cincuenta y siete. Me identifiqué con algunos párrafos, quizá a ustedes les pase igual cuando los lean, o quizá no. El hecho es que en este último capítulo el autor se muestra más humano, y no es que a lo largo de la biografía no lo haga, es simplemente un hecho emocional que comparto con él y que estoy segura, varios de ustedes lectores, también se sentirán identificados.

Porcelain_ALTA-3

Porcelain fue totalmente escrito por Moby (que, dicho sea de paso, es familiar de Herman Melville, autor de Moby Dick), aunque en un principio él no quería ser quien plasmara sus vivencias en el papel; al final en esta biografía descubrió que adoraba escribir y hacerlo fue “un viaje narcisista a través del tiempo”.

Si eres fan de este músico definitivamente debes leer Porcelain; si no conoces ni a Moby ni su música, ésta es una oportunidad de conocerlo a fondo.