Hay textos más difíciles que otros, sobre todo cuando se busca ser lo más responsable a la hora de transmitir.

Humanismo, empatía, solidaridad. México y sus habitantes han dado muestra de que hasta en el escenario más adverso la unión puede hacer frente a la adversidad.

Ante escenarios cuasi dantescos, el movimiento de la tierra ha despertado los reclamos y el malestar de un México desigual.

19S-1

Una mala infraestructura, el descuido y el olvido se apoderan al paso del tiempo de tareas que deberían tener una constante revisión. De septiembre de 1985 a septiembre de 2017 hay un lapso de 32 años, con una masa poblacional creciente y una demanda de bienestar mayor, donde los medios y los reclamos de la sociedad hacen un vínculo entre lo latente y lo manifiesto.

Lo latente refiere a las amenazas que se ciernen sobre las sociedades cuando está mal organizada, y lo manifiesto se expresa en la desigualdad, las malas decisiones, de elecciones de líderes, la corrupción, la apatía y la resultante anomia social.

De los derrumbes en Chimalpopoca (CDMX) a la costa chiapaneca, hay muchas coincidencias: malas construcciones, nulo desarrollo y bienestar social. Los desplomes han evidenciado aquello a lo que acostumbramos voltear la mirada, por asumirlo como normal.

19S-3

Frases populares como: “hasta el tuétano”, “hasta la raíz”, construyen en el consiente colectivo lo internalizado de prácticas recurrentes de la vida cotidiana, reproducidas desde la cultura. En este punto sería importante evidenciar y cuestionar esas costumbres, como el no preguntarnos ¿hacia dónde vamos como sociedad? Dejar de habituarnos al olvido será una tarea diaria, cuestionar la cultura que reproducimos en toda su amplitud y preguntarnos qué tan adentro están esas prácticas que asumimos como normales: como dejar que otros decidan por nosotros, aceptar los errores y encaminarnos en una corresponsabilidad que parta del principio de que lo social lo construimos todos, y que es en la multiplicidad de acciones donde toma forma la convivencia, los pueblos, las comunidades, las colonias y las ciudades.

Ha sido un secreto a voces el clientelismo, la corrupción y la rapiña política, la deshonestidad empresarial y de las asociaciones civiles, así como el oportunismo de los medios de comunicación al enfrentar el caos social; sin embargo, hoy se propugna por una conciencia crítica y se pone en tela de juicio esas malas formas de organizarse, que hoy en día tenemos la decisión de reproducir o no.

19S-8