Muchas veces creemos que la cultura no debería en ningún momento cruzarse con la economía y el mercado, pero la verdad es que ya lo hace, y su participación no es menor comparada con otros sectores. Esta es parte fundamental de la iniciativa Hagamos Cine, platicamos en #ConHambreDe con Omar Emiliano Dueñas y Dionne González, así que qué mejor que ellos para presentar su proyecto.

Lo difícil de la industria cinematográfica es que los cineastas independientes crean su contenido y se auto producen, pero no tienen manera de llevarlo al público y hacer que genere un ingreso.  A pesar de ello  muchos lo hacen así, sin producción; no hay un productor que diga “mi chamba es conseguir el capital, hacer que sea viable, que se termine en un tiempo definido, se estrene en tal fecha y llegue a este mercado”.

De los años 50 a la fecha la industria ha cambiado mucho, ahora ya no se puede hablar de industria sino de un especie de mercado de consumo. Obviamente hay muchas cosas que cambiar, lo que estamos buscando ahora, que es lo más fácil, lo más básico, es que se conecten primero.

hagamos cine

Hagamos Cine tiene como objetivo generar modelos de negocio y de producción que sean viables y rentables para que los cineastas puedan acceder a capital, a contactos, a proyectos, a oportunidades laborales. Para lograrlo se identificaron las necesidades más importantes a nivel producción, porque de nada te sirve el talento si no puedes hacer las cosas, y creamos una plataforma que conjunta todas esas necesidades, intercambiando contactos, ideas y modelos de negocio. Hagamos Cine está enfocado a generar industria, nosotros no queremos identificar qué tiene calidad o qué no, si no que se haga.

Hagamos Cine es una especie de IMDB mexicano, que busca concentrar todos los contactos y toda la red de cineastas independientes que hay en el país en un sólo lugar, para buscar oportunidades, socios, inversión, convocatorias, etc. Lo que queremos es facilitarles esa talacha de búsqueda a los cineastas. Se trata de armar una red que tenga todo lo que tiene que ver con cine y con la producción.

Hagamos Cine puede funcionar porque es justamente lo que busca un independiente que no quiere depender del estado busca. No porque sea malo el estímulo estatal, es muy bueno, como estímulo, pero no tiene porque ser el eje central de una industria. Es al revés, el eje central es la inversión y el retorno que circula el capital, y ya luego los estímulos, como apoyo.

Porque sí se produce mucho cine mexicano. El año pasado se hicieron 162 películas, pero muchas veces esos productos ni siquiera se distribuyen. O por ejemplo, los cortometrajes, no hay circuitos comerciales para ellos y eso que es lo que más se hace en México. Se realizan casi 600 cortos anuales, ¿y cuántos los ven?

En Colombia, en los comerciales previos a una película te pasan cortometrajes; por ley tienen que pasar un corto. Eso le da salida a todo ese contenido que se va produciendo. Y es contenido cinematográfico de calidad que genera dinero. Un corto generando dinero… Tú dices eso aquí en el país y se ríen.

Posteriormente conforme vaya evolucionando la plataforma veremos si podemos ayudar en distribución o en financiamiento, pero primero queremos empezar viendo cómo reaccionan, apoyándolos en ese aspecto y avanzando poco a poco.

Hagamos Cine se mantiene ahora en Facebook, hasta lanzar su plataforma,  lo cual será muy pronto, así que te recomendamos empezar a seguirlos y correr la voz.