Una de las cartas más poderosas de la unión entre Festival Bestia y Festival Aural es el concierto triple que Godflesh, Cleric y Simulacrum ofrecerán en el Lunario del Auditorio Nacional este sábado 3 de diciembre.

La presentación de un cartel lleno de experimentación y rupturas limítrofes en cada esquina es la apuesta que Bestia y Aural ofrecen para ir cerrando el 2016. Sin embargo, en esta ocasión los bajo puentes, luces artificiales, pavimento y ambientes grisáceos de la modernidad industrial se concretan en los sonidos de una presentación que promete ser difícil de arrancar de nuestra memoria auditiva.

14567567_1245091962179932_8416367333481251999_o

Comencemos por el final, que sin duda le pertenecerá a la legendaria banda Godflesh en su primera visita a nuestro país. El dúo formado por G.C. Green y Justin Broadrick germinó no por casualidad en Birminham, ciudad conocida como la “locomotora de la Revolución Industrial” durante el siglo XIX y cuna a finales de los años sesenta del XX del sonido de bandas como Black Sabbath y Judas Priest. Posteriormente, en los ochenta surgen en Birminham bandas como Napalm Death, con la cual Broadrick también colaboró en su primer disco conformando, junto con Godflesh, la primera camada dentro del género grindcore.

Herederos de ambiente inglés de la época que contenía punk, guitarras pesadas e ideas anarquistas, los integrantes de Godflesh lanzaron su primer disco StreetCleaner en 1989, año recordado por la caída del muro de Berlín. La banda se caracteriza por el uso de bases rítmicas y algunos sampleos; sin embargo, en 1996 lanzaron Songs of Love and Hate, que contó en la batería con Bryan Mantia (Guns N’ RosesPrimus).

Godflesh se presentará  después del lanzamiento de su séptimo álbum de estudio en 2014, A World Lit Only by Fire,  luego de trece años de silencio debido a su separación en 2001 a causa de a una crisis emocional que el guitarrista Justin Broadrick ha debido superar.

Como segundo plato, la creación de Jhon Zorn (quien es ya una figura constante en Bestia) en mancuerna con Medeski, Matt Hollenberg y Kenny Grohowski, se presenta con el proyecto Simulacrum. Conformado por percusiones, guitarra y órgano, Simulacrum raya el metal, pero también en el jazz, el noise y la composición atonal.

Si bien la presencia en el escenario prescindirá de Zorn, el resto de los intérpretes prometen ofrecer un espectáculo que nos hará cuestionar sobre el calificativo heavy, y cuán pesado y profundo puede llegar a ser un performance que se integra por músicos que vienen de la improvisación y el jazz.

Cabe mencionar que Medeski y Grohowski serán parte del ensamble que musicalizará el cineconcierto “Ciclo George Mèliés” el 4 de diciembre, en donde también colaborarán Lee Ranaldo y Mike Rivard.

Y para abrir, nada mejor que las percusiones y vocales violentas de Cleric, banda de Philadelphia que ofrecerá una sacudida a los presentes desde el primer momento. Cleric está conformada por Larry Kwartowitz  en la batería, Matt Hollenberg en la guitarra y pedaleras, Nick Shellenberger en los teclados eléctricos y voces y Daniel Kennedy en el bajo. (Da click aquí para escuchar un poco de esta banda)

De esta manera BestiaAural comparte con su público sonidos graves, distorsión y una nueva ola de músicos que funden el metal con la experimentación para descubrir amalgamas diferentes dentro de la química de uno de los géneros más entrañables en los corazones de los fans.

Para más información visita las redes de Bestia y Aural.