El pulque era considerado, durante los tiempos del imperio mexica, como “la bebida de los dioses”. Proveniente de las pencas del maguey, se produce al arrancar la yema o corazón de este y raspar sus paredes hasta formar una cavidad, de la cual días después saldrá el aguamiel de las pencas durante tres hasta seis meses.

Después comenzará el proceso de fermentación en el tinacal. Si este aguamiel no se fermenta se puede beber como refresco, con sabor dulce y de aspecto transparente, pero si el proceso se completa es entonces cuando se le llama octli pulque.

Antes de la llegada de los españoles, esta bebida podía ser consumida sólo por los señores principales, los ancianos y retirados y por último las personas que iban a ser sacrificadas en el te templo de  Huitzilopochtli. En esa época era un delito emborracharse.

Captura de pantalla 2016-04-04 a la(s) 11.54.22

A pesar de que la industria cervecera comenzó una campaña de desprestigio hacia esta bebida, en los últimos años los mitos se han ido desvaneciendo. El próximo sábado 9 y domingo 10 de abril, el Museo de los Ferrocarrileros albergará la Feria de las Pulquerías Tradicionales.

Para aquellos que no son fanáticos del sabor natural del pulque, deben saber que hoy en día existen diferentes “curados” tanto de frutas como de verduras con  sabores como piña, guayaba, nuez, tomate, mango, perejil, maíz, entre otros.

pulque2

La feria contará con más de 20 pulquerías, además de conferencias, cuentacuentos, grupos musicales, el grupo de ballet folclórico Internacional México Mágico y mesas redondas sobre la evolución de las pulquerías a través de los años, los beneficios del maguey y el pulque en las redes sociales.

Todas las actividades son gratuitas y están contempladas para personas de cualquier edad. El horario será de las 11:00 a las 18:00.