Debido a la reciente publicación de la compilación de ilustraciones y monos eróticos que JIS ha hecho en toda su carrera, lo fui a visitar al hotel donde se estaba hospedando para no quedarme con la curiosidad y saber más sobre el SEXO de Jis.

Sexo_portada

JIS: Como soy medio nerd a ver qué sale caón…

JP:¿Cuál es el mejor piropo tapatío que te sabes?

JIS: Este… soy muy malo para los piropos porque como te decía, yo vengo de una historia de un molusco, molusco nerd, tímido, no pus ni soñar con piropear a las muchachas, era admirarlas de lejos y… puñetearme caón.

No hasta me acuerdo, imagínate, de los peores piropos que pueden salir a partir de ser un molusco nerd. Diga esta no es mía, pero me platicaba Trino que junto con un compañero suyo en la secundaria se la jalaban ahí detrás de unos bancos viendo a una maestra que estaba guapa, y entonces que el otro ahí sintiéndose pleno nomás como que le alcanzó a decir ¡Va por ti! Y uno dice, ¿maestro, qué clase de piropo es ese?, o sea no mames.

JP: ¿Se le dice “coger” o “hacer el amor”?

JIS: Es que… es que depende en qué punto de la seducción vaya uno, en qué momento del día, la persona en específico a quien se lo estamos diciendo. No sé por qué me imagino que más de una… doncella (risas), le puede causar más impacto decirle… ¿Lo que tú quieres es hacer el amor?, pero nada más lo puedes utilizar una vez porque si no ya la estás invitando claramente a coger. Pero ahí sí depende del sapo.

JIS SEXO

JP: ¿Cuántas veces piensas en sexo durante el día?

JIS: No tengo idea, supongo que aunque no esté pensándolo hay partes mías que siguen pensando en sexo. Yo sí creo que la edad te va serenando, ¿no? Aunque corre uno el peligro de convertirse en un señor calenturiento, pero sí hay una parte ya más reposada, filosófica, donde sí podemos ya con cierta calma ponernos a sopesar asuntos ya más de… importancia para la nación.

JP: ¿Chichis o nalgas?

JIS: Híjole yo creo que sí soy más de la parte de abajo, la cola, las nalgas, los pies y la boca.

JP: Pies, siempre (risas). ¿Por qué crees que te gusten esos detalles en específico?

JIS: No sé maestro, es que son misterios agarrados, no pretendamos comprenderlos. Ve tú a saber en qué parte de la historia personal de uno se va ahí engarzando ¿vea? Que termina uno con ciertas obsesiones, con ciertas fantasías, fetichismos, es fascinante caón… ¿Por qué le calienta a uno lo que le calienta?

JP: ¿Tienes algún fetiche?

JIS: Estoy plagado de fetiches, para mí es el problema de este tipo de situaciones, como presentar un libro de material sexual, en donde se le hace a uno fácil a la hora de estar ahí en el escritorio andar haciendo desplantes este… libertarios y haciendo confesiones según esto muy impúdicas y etcétera, pero entonces llega el momento de publicar la colección, en donde uno tiene que pararse y dar la cara ¿no? Y empezar a dar explicaciones de lo que básicamente son las cosas íntimas de cada uno, entonces es esta parte para mí que sigue estando sin resolver, como esta contradicción contra el ímpetu exhibicionista confesional, y la parte todavía muy pudorosa, donde el sexo sigue siendo otra cosa.

Pero cosas que lo van obsesionando a uno son montones, yo creo que una de tantas que se ven tienen presencia en el libro son las mujeres descalzas y las mujeres dormidas.

JP: ¿De a perrito o misionero?

JIS: Uuuta no maestro, no me pongan a decir esto, mejor que ellas digan.

Captura de pantalla 2015-03-23 a la(s) 20.01.03

JP: ¿Cuál es el cómic más cachondo que has leído?

JIS: Me da mucha tristeza no ser más conocedor del tema. Nos acaban de invitar al festival este de cómics de Angoulême, en Francia, que siempre había sido más ahí como una especie de sitio legendario del que uno oye, afortunadamente nos invitaron y nos dimos un quemón impresionante. Estaba de poca madre caón. Lo digo porque yo no soy buen coleccionista de cómics, yo voy ahí nomás medio al vuelo agarrando cosas que me gustan tanto del mundo de los cómics como de las películas, de la música, del arte contemporáneo, ahí voy nomás picando. Me refiero a que no soy realmente conocedor de ningún campo, soy un aficionado en todo y sólo me fijo en algunas cosas que me llaman la atención. Hasta mi hijo me regaña de que soy muy mal lector de cómics, a la hora de que me he hecho fan con él de varias cosas, mi hijo sí las lee ordenadamente y luego me las quiere comentar o me quiere hablar sobre lo que yo le había recomendado y se da cuenta de que yo no lo he leído, entonces me dice “¡No mames que no leíste el cómic que me recomendaste pinche jefe cabrón! ¡Qué chafa eres! ¡Lee tus pinches cómics!”. Entonces me da mucha vergüenza caón.

Todo esto viene a cuento ya que a la hora de ir a este festival me doy cuenta de que hay muchísima gente trabajando diferentes áreas de la ilustración, exploradas y explorándose; artistas bien chingones, fascinantes, desde áreas muy exquisitas y técnicas muy clásicas, hasta ondas más punk experimentales y obscenas. Me di cuenta de hay todo un campo de cómic obsceno que si está pa’ clavarte. Yo nomás tenía las referencias que sigo pensando que son muy padres como Milo Manara, Guido Crepax,y en onda más funky obviamente Robert Crumb, que aparte es con el que me siento identificado aunque creo que llevó la desvergüenza a grados que yo me sigo ruborizando, pero ese wey si está pasadísimo de lanza, es un genio desvergonzado.

JP: Por último, ¿quién fue Emiliano Zapata y por qué?*

JIS: (risas) Creo que fue un pornógrafo de la época que vendía fotos de las Adelitas en pelotas. Pero luego quiso justificar todo su movimiento y organizó una revolución para disfrazar ese oficio de origen sexual.

*para entender esta pregunta, visita La Chora Interminable.

Jorge Plata es director de Svarti Ediciones, pueden leer más de él en Citas&Quotes o Estoyenelchisteequivocado