La vida de la protagonista, Clara de 65 años, está marcada por la sobrevivencia contemporánea. Superó un cáncer que la ha dejado marcada para toda la vida. Ahora, retirada y en un reencuentro con ella misma, intenta vivir una vida tranquila que se trastoca inmediatamente sin que se logre verdaderamente esa paz tan ansiada que supone el retiro.

Una periodista dedicada a la crítica musical ahora es cuestionada por el uso de la tecnología para escuchar música y su posición frente al cambio. Para Clara es una polémica sin importancia, poco a poco y de manera muy sutil se va adentrando en dificultades que parecían de fácil resolución desde el principio.

Aquarius 6

El director va tejiendo de manera muy sutil un entramado que se va complejizando de manera gradual hasta descubrir la verdadera razón de muchos de nuestros males: la corrupción corporativa a gran escala.

No es gratuito que sea un espejo de todo el continente latinoamericano lo que le pasa a la protagonista a sus 65 años de edad. La enfermedad, la familia, la religión, la sociedad, la política, todo se va incorporando de una manera muy ligera para hacer un gran comentario político a partir de un caso doméstico de una mujer que no quiere abandonar su departamento frente al acoso sistemático de una corporación inmobiliaria.

La gran interpretación de Sonia Braga como Clara le ha valido un amplio reconocimiento internacional por el valor de su actuación. Por la calidad y enorme profundidad con la que aborda el personaje y su interacción con su círculo más inmediato.

Los comentarios políticos y sociales de la realidad brasileña y latinoamericana son puntuales y muy críticos, necesarios dentro del cine para confrontarlo con nuestra propia realidad. Un realidad brasileña compleja y con un entramado social que parece afecta a todas las escalas.

Aquarius 5

Aquarius (Kleber Mendonça Filho, Brasil, 2016) no muestra la sordidez de las realidades inmediatas como las favelas o los bajos barrios; la protagonista está inmersa en una realidad de clase media intelectual que no por ello carece de complejidades y dificultades que se muestran de una manera directa y que afecta mucho a varios sectores de la sociedad, incluidos esos sectores que parecen más cómodos.

La aplanadora urbana parece no dejar espacio para un retiro digno y en paz, porque las leyes del mercado inmobiliario salvaje determinan mucho la intimidad de cada pequeño hogar que busca la tranquilidad al final del camino. Película monumental que vale mucho la pena ver y disfrutar. La identificación con la realidad latinoamericana es casi inmediata.

Aquarius se puede ver en Netflix.