La cita es en Bajo Circuito, el evento la Fiesta de: Mercado Negro. Es el segundo viernes del mes y hemos llegado a un oasis de sonidos alternativos entre los carriles de Circuito Interior, a una isla de cultura urbana asentada entre el tráfico y bullicio, donde los acordes suenan como cualquier espíritu joven sabe que deben de sonar, fuerte y duro.

Estamos arañando las once de la noche, una guitarra empieza a sonar, las voces y las risas callan para permitir que la música de 8 bits ocupe el lugar; el Colectivo Chipotle arribó al escenario y en menos de una hora demostró la fuerza de su propuesta. Ahora es turno de Dinocore, quienes sin ningún temor destrozan canciones populares para hacer remezclas más interesantes, han logrado que la mayoría de los asistentes se pongan a bailar.

Fotografía cortesía de Bajo Circuito

Fotografía cortesía de Bajo Circuito

Literalmente debajo de un puente vehicular, Bajo Circuito aprovecha el espacio muerto para dotarlo de vida y emociones. De tonalidades griseaseas y negras, de aspecto industrial y subterráneo, lo que desde afuera parece un lugar diminuto se convierte en un sitio confortable y amplio en sus adentros, que  tal vez  sin intención de hacerlo nos evoca a las bodegas de los ochentas que funcionaban como “hoyos fonkys”.

Pero ahora el hoyo fonky coquetea con cierto glamour, los sillones, la barra, las cortinas, el escenario provén de un estilo único en el que basa su encanto. La excelente acústica también forma parte de su atractivo, lo cuál deja entre dicho que las bandas y canta autores que aquí se presentan son de alto calibre y buena calidad.

12074932_964419706934389_8258844647526664226_n

Fotografía de Urss Bajo el Árbol

Para comprobar lo mencionado, Stendal empieza su participación al mismo tiempo que el sábado; el baile ha terminado y lo que reina ahora es la atónita mirada de los asistentes ante la música profunda y delicada de la banda. Aunque el lugar se ha vaciado un poco, URSS Bajo el Árbol sale y lo da todo en la segunda hora del día, de ellos sólo se puede decir que son mucho mejores en vivo que en disco, una experiencia que se debe vivir.

Bajo Circuito no es un lugar de viernes y sábados, su cartelera incluye eventos entre semana y no todo son conciertos, sólo basta dar un vistazo en su página para ver la gama y calidad de lo que ahí se hace, la propuesta y el lugar por sí solos enganchan. Algo importante está sucediendo en la cultura alternativa, algo importante está sucediendo debajo de Circuito Interior.