Entre reflexiones filosóficas post coito, los griegos estarían orgullosos del planteamiento central del filme. Una mujer casada y un hombre se conocen, se aman, discuten. A su vez un perro deambula entre la ciudad y el campo. Esta línea argumental mínima pareciera de lo más comprensible, pero en la obra de Godard qué importa si hay una narrativa obvia o no, en esta ocasión el interés es despedirse de un lenguaje.

Desde hace poco más de veinte años, Godard ha tomado como cimiento la imagen para ensayar en tanto a la construcción y deconstrucción de un lenguaje audiovisual. Sus raíces de provocador así como su tradición de redefinir imágenes siguen presentes a partir de la experimentación con el ejercicio del montaje.

Film Review-Goodbye to Language

Sin dejar de lado la denuncia política o el pensamiento metafórico esta experiencia cinemática se eleva aún más al radicalizar el uso del 3D que se rebaja en desorbitar al espectador. La discursiva de esta yuxtaposición sugiere que el 3D suscita a un nuevo lenguaje para la cinematografía según su manera de aplicarse.

Pero yo no soy quién para juzgar a Godard. Él es para mí y para todos los que se atrevan a llamarse cinéfilos, nuestro mentor. Adiós al lenguaje (Francia, 2014, 70 min.) es una película que, por sobre todo, se inhala personal y cansada. No es para menos cuando se tiene 84 años, el crédito de director por 118 obras y una eterna curiosidad por conseguir una comprensión profunda respecto a los alcances del séptimo arte.

Adiós al lenguaje se encuentra en FILMINLATINO